La vida

es una burla contínua

a nuestra ingenuidad.

B.I.

ADMISIÓN, poema de Beatriz Iriart, fotografía de Giovanni Gilli


 


                                                  

En el centro del abismo
 
abrazada a la locura
 
y dentro de paredes blancas.
 
He admitido
 
que la soledad destruya
 
los últimos sueños
 
las únicas esperanzas.
 
 
 
 
 
 
©Beatriz Iriart
 
 
 
 
 
 

 

                 Fotografía: Giovanni Gilli

  


 


NUESTRO EXTRAÑO LINAJE, poema de Beatriz Iriart, obra de Claudia Patricia Lopez Osornio


 


La hiel se extiende

 

en la tierra madre

 

y en pagano rito

 

se establece

 

que el ARREPENTIMIENTO

 

continue siendo

 

un interrogante

 

de los dioses.

 

 

 

 

 

 

 

©Beatriz Iriart

 

 

 

 

 

 



 

Obra: Claudia Patricia Lopez Osornio

AMANECER SOBRE LOS HUESOS, poema de Beatriz Iriart, obra de Susy Dembo


                                                                 


                                                    

Los aniquilaron y dispersaron.

 

Y la palabra

 

desnuda y errabunda

 

fusionó en sus despojos

 

la sabiduría inicial

 

de los míticos ciclos

 

entre la vida y la muerte.

 

 

 

 

 

 

 

©Beatriz Iriart

 

 

 

 

 



 

 

 





Obra: Susy Dembo

 

  

 

DESDE UN RINCÓN, poema de Beatriz Iriart, obra de Luisa Richter




De niña tuve un vergel

 

de canela y cinamomo.

 

Hoy la muerte ronda

 

en mi jardín de niña

 

para que ignore los aromas cálidos

 

y solo sienta el óxido

 

de la sangre tibia

 

de los vergeles huérfanos.

 

 

  

 

© Beatriz Iriart

 

 

 

 

                                                              Obra:  Luisa Richter
 




AGENDA NOCTURNA, poema de Beatriz Iriart, obra de Leonora Carrington


                                         

La credulidad diurna de la niñez

 

se esfuma

 

ante la angustia gris

 

que  rodea los reclamos cotidianos 

 

por la muerte

 

arrebatada

 

en mis noches de adulta.

 

 

 

 

 

©Beatriz Iriart

 

 

 

 

 

                                                  Obra: Leonora Carrington

                                               







LEGADO ANCESTRAL, poema de Beatriz Iriart, fotografía de Sara Facio



                          A la memoria de Julio Cortázar

              

Lamento no dar lo que requieren.

 

Lamento no obviar dos trazos de “Rayuela”

 

para alcanzar el “cielo”.

 

Lamento no transmutar  heridas de antaño

 

ulceradas, putrefactas

 

en malestares leves.

 

Pero más lamento

 

no atiborrar con sabiduría y afecto

 

y regar tus huecos de huérfana

 

desolada y esquiva.

 

 

 

 

 

 

©Beatriz Iriart








Fotografía: Sara Facio 

 

 

 

ESTADO DE SITIO, poema de Beatriz Iriart, obra de Edvard Munch

 

                
 

 

Hay estado de sitio

 

en la ropa raída

 

en los pesares diarios.

 

Hay estado de sitio

 

en las barricadas

 

cuando amanece

 

y no hay amor

 

y hay hambre.

 

 

 

 

 

©Beatriz Iriart

 

 

 

 

 

 

Obra: Edvard Munch

 

 

                                   

DESDE EL DESVÁN, poema de Beatriz Iriart, obra de Remedios Varo


                                                                                                       

                                                                                                                 

El espejo refleja

 

un tiempo anticipado

 

de una escaramuza débil y errónea

 

de temblores difusos

 

de otro amanecer

 

doliente

 

sangrante.

 

Donde no estás .

 

Donde no estoy.

 

 

 

 

©Beatriz Iriart

 

 

 

 

 

 

Obra: Remedios Varo