La vida

es una burla continua

a nuestra ingenuidad.

B.I.


VIGILIA EN PRIMAVERA, poema de Beatriz Iriart, obra de Leonora Carrington

                                                                                             



                                                 

                                      



Nada es igual desde ese día

 

y en las ausencias

 

encontramos el ayer

 

penosamente desvirtuado

 

por un gesto despreocupado e inerte.

 

Nada es igual.

 

Ya abarca la lejanía.

 

Nada es igual

 

sólo

 

en duermevela vemos el horizonte.

 

Y amanece una vez más.

 

Señeramente una vez más.

 


 

 

 

 

 

               ©Beatriz Iriart

 

 

 

 

 

            

                                    Obra: Leonora Carrington
 
 
 
 
 
 
 
 
         

POSTRERO REMATE, poema de Beatriz Iriart, forografía de Ribes Sappa







Que necedad creer

que llegará el otoño con dignidad

y que sus hojas no caerán.

Que necedad creer

que nos amaremos hasta el final.

Que necedad

no asumir que tu ausencia también será mía.

Que necedad

creer al despertar que habrá otro día más.

Que necedad

mirar el reloj y no aceptar

que ya no hay más horas, ni risas, ni llantos

SOLAMENTE OSCURIDAD.






©Beatriz Iriart










Fotografía: Ribes Sappa









 

EL MINOTAURO, poema de Beatriz Iriart, fotografía de Giovanni Gilli










Del laberinto terrenal

aflora sangre tibia

guirnaldas de piel

años vanos

y ojos huecos de temor.

El murmullo se apaga.

TESEO VENCE.







©Beatriz Iriart









Fotografía: Giovanni Gilli










ANIVERSARIOS poema de Beatriz Iriart, obra de Vincent Van Gogh





A la memoria de Ana Iriart, mi mamá
                                            (25/1/1925-16/8/2008)






Inútil zurcir el dolor

que suma el calendario.

Inútil volcar versos

en espejos craquelados

por cuantiosas laceraciones

desdeñadas y omitidas.








©Beatriz Iriart











Obra:  Vincent Van Gogh