La vida

es una burla continua

a nuestra ingenuidad.

B.I.


INTERROGANTES, poema de Beatriz Iriart, fotografìa de Viviana Marcela Iriart







La majestuosidad de la tarde
otorgaba inocencia
a la vegetación y a las sombras.
Con ágil pie la ninfa recorría
el bosque.
El sol penetraba por los huecos
y dibujaba duendes en el pasillo.
Mis pies apisonaban hojas que crujían
y el arroyo cercano
cantaba en signos.
No recuerdo el tiempo
PORQUE NO EXISTIA.





© Beatriz Iriart









Fotografía: Viviana Marcela Iriart